Lubricacion capilar – como no hacerla

hair-oiling

A menudo sucede que cuando oyes hablar de un nuevo cosmético o una nueva manera de tratamiento, quieres probarlo de inmediato. Pasa lo mismo con la lubricación capilar. Muchas mujeres se vuelven locas con este tipo de cuidado del pelo y del cuero cabelludo. Sin embargo, no todas ellas quedan completamente satisfechas con los resultados. Aprende qué errores no cometer y cómo cuidar correctamente de tu pelo. También averigurás de qué va todo esto de la lubricación capilar.

Error número uno: demasiado aceite capilar

Éste es el error más común en la lubricación capilar. Muchas mujeres piensan que cuanto más producto usen, mejores serán los resultados. No podrían estar más equivocadas. Unas gotas de aceite son más que suficiente. Por supuesto, puedes variar la cantidad en relación a la longitud y el grosor de tu pelo. Sin embargo, no tienes que aplicar medio frasco como hacen las mujeres hindús para cubrir todo su pelo. Además, recuerda que no todas nosotras deberíamos aplicar aceite en el cuero cabelludo.

Error número dos: ¿cada cuánto tiempo se tiene que hacer la lubricación capilar? ¿cuánto tiempo se deja reposar el aceite?

Algunas guías afirman que los mejores resultados se obtienen si dejas el aceite durante 24 horas, pero esto no podría estar más lejos de la verdad. La cantidad máxima de tiempo es 8 horas, mientras que la mínima son 30 minutos. Si dejas el aceite demasiado tiempo, puede provocar irritaciones, daños en la estructura capilar o producción excesiva de sebo. Además, no es recomendable llevar a cabo el tratamiento cada día. Una vez a la semana es la frecuencia óptima para obtener los mejores resultados.

Error número tres: el aceite no funciona

Si de verdad no funciona, probablemente no hayas elegido un aceite adecuado a tu tipo particular de pelo. Recuerda elegir los aceites según la porosidad de tu pelo. Los aceites saturados son perfectos para el pelo de porosidad baja. Los aceites monoinsaturados son los mejores para el pelo de porosidad media. Para cuidar del pelo de porosidad alta, debes usar aceites poliinsaturados. Ten en cuenta también que, si un aceite le funciona de maravilla a otra mujer, no significa que te vaya a funcionar a ti. Todo tiene que ver con el tipo de pelo.

Error número cuatro: efectos inmediatos

Nunca los observarás. La clave del éxito es ser paciente. Sólo entonces, tu pelo se volverá más sano y bonito. Los primeros efectos se pueden esperar después de un mes de uso regular. Un tratamiento de varios meses te proporcionará los resultados finales. Ten en cuenta que, en algún momento, puedes encontrar una fase en la que tu pelo tenga un aspecto terrible. No dejes que esto te desanime. Si usas los aceites regularmente, después de un tiempo tu pelo tendrá un aspecto impresionante. El momento en que notes los efectos dependerá de lo dañado que esté tu pelo y de su susceptibilidad a los ingredientes contenidos en el aceite.

Error número cinco: cuidado capilar obsesivo

Lavarte el pelo usando diferentes métodos, pasar de los productos con siliconas, no usar el secador ni el alisador, estilizar sin usar spray ni mousse capilar, tirar todos los champús y otros cosméticos con SLS… así es como se podría describir el cuidado capilar obsesivo. Por supuesto, usar varios productos a la vez o pasar todo el día tratando tu pelo no siempre ofrece resultados positivos. Sin embargo, no pasa nada si decides alisarte o secarte el pelo de vez en cuando. También puedes usar un spray o una mousse para el pelo de vez en cuando sin causar daños graves a tu pelo.

Error número seis: no seguir a otras personas

Todos tenemos nuestro tipo de pelo y cuero cabelludo único, nuestros hábitos de belleza son diferentes y usamos productos distintos. No tiene sentido copiar a los demás porque el resultado final podría estar muy lejos de lo esperado. El popular método de lavarse el pelo llamado CWC, la lubricación capilar con el pelo húmedo, la lubricación capilar en un cuenco, no usar SLS… podrían no funcionarte tan bien a ti como a otras fanáticas del cuidado capilar. Incluso los aceites más populares, como el aceite de almendras dulces o los aceites de coco de marcas populares podrían no ser siempre tan beneficiosos.

Error número siete: ¡tengo muy pocos aceites capilares!

No es cierto. Para la lubricación capilar, un aceite es más que suficiente. No hay necesidad de crear mezclas de varios aceites para lograr unos buenos resultados. Asegúrate de elegir un aceite que cuide tanto de tu pelo como de tu cuero cabelludo. La misma situación se aplica al resto de tus cosméticos. Un acondicionador, una mascarilla y un champú serán suficiente.